Globo aerostático para vigilancia de eventos

En Expodefensa, Feria Internacional de Seguridad y Defensa, la compañía RT LTA Systems Ltd presentó su grupo de globos aerostáticos que incluye el SkyStar 110, el SkyStar 120, el SkyStar 180 y el SkyStar 330, los cuales se usan para asegurar y proteger áreas amplias y largas, como eventos públicos masivos e importantes.

“Los aerostatos proporcionan vigilancia constante durante largos periodos de tiempo a un costo muy bajo. Por ejemplo, en el control de fronteras, defensa, seguridad pública y protección de campamentos. No existe, ninguna otra solución de defensa, tripulada o no tripulada, que sea tan rentable como los aerostatos”, explicó Kim Laronne, ejecutiva de comunicaciones de RT.

Varios sistemas de aerostatos SkyStar 180 fueron desplegados durante la visita del Papa Francisco a Colombia en 2017. El este aerostático móvil de RT fue diseñado para la vigilancia táctica de rango medio y la seguridad pública, así como para la protección de fronteras y las aplicaciones policiales y militares. Estos sistemas de aerostato han alcanzado más de un millón de horas operacionales en todo el mundo, ofreciendo disponibilidad del 85% en cualquier área.

Es así como la compañía ha diseñado un sistema aerostático con carga útil electro óptica para el día y la noche con helio, el cual está atado a un sistema de tierra que opera continuamente a una velocidad del viento de hasta 40 nudos que puede levantar una carga de 20 kilogramos, brindando cobertura de vigilancia desde una altitud de hasta 1.000 pies hasta por 72 horas.

Te puede interesar
Los Sony World Photography Awards abren sus puertas en Medellín

Este método de vigilancia es ideal para seguridad VIP y la vigilando en eventos masivos. Este sistema fue desplegado durante la visita del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump a Israel, a la cumbre del clima en París, en los Juegos Olímpicos de Invierno en Canadá en 2010, la Copa del Mundo de la FIFA en Brasil en 2014  y dos veces durante la cumbre del G8 en Rusia y Canadá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *